Qué es el hándicap asiático y por qué se ha hecho tan popular

El hándicap asiático es un tipo de apuesta cada vez más popular debido a que supone una seguridad extra en tus apuestas. Como su propio nombre indica se originó en Asia (Indonesia) y cada vez es más popular entre los jugadores, aunque requiere de cierta experiencia para que sea rentable. ¿Quieres saber qué es y cómo puede beneficiar a tus apuestas?

Definición de hándicap asiático

Principalmente, un hándicap asiático le da a un equipo una ventaja o desventaja que no tiene al principio del partido. Este concepto se basa en el estado de forma de dicho equipo y de su rival.

Por ejemplo, si apuestas a un equipo en particular, tiene que ganar por un gol para que ganes tu apuesta. Las casas de apuestas suelen establecer hándicaps. Una vez establecido, el partido comienza y las cuotas comenzarán a variar en función del hándicap que se haya establecido.

Además, los hándicaps asiáticos también se establecen para eliminar los empates.

Ventajas:Inconvenientes:
Se puede modular la apuesta en función del partidoTienes que tener cierto manejo del mercado
Se pueden establecer varios márgenes a la hora de apostarTener toda la información de los equipos y del encuentro para poder establecer un hándicap adecuado. 
Da más seguridad a la hora de apostar cuando hay una gran diferencia entre los contrincantes

¿Cuál es su origen?

Muchos países asiáticos utilizan este método de apuestas y lo llaman «hang cheng». Aunque el concepto existe desde hace muchos años, no fue hasta hace unas tres décadas que Europa y América comenzaron a utilizarlo.

En 1998, una persona de Indonesia se puso en contacto con Joe Saumarez Smith, un periodista británico. Esa persona le pidió al periodista que le tradujera el término «hang cheng», y Smith pensó que la mejor opción era Asian Handicap (hándicap asiático). Desde entonces, este término se ha utilizado para referirse a esta técnica.

¿Cómo funciona el hándicap asiático?

Este sistema tiene ventajas, pero no todos los apostantes saben de qué trata el concepto y, por lo tanto, puede haber confusión. Si estás interesado en apostar en el fútbol, ​​tienes que estar familiarizado con todo lo relacionado hándicap asiático.

Existen varios tipos de hándicaps, pero 2 de los más frecuentes son el de medio punto y el de punto completo.

Por ejemplo, al apostar a favor de un equipo en particular con hándicap de -1.5 goles, estás apostando a que ese equipo va a ganar por 2 goles o más. Sin embargo, si el equipo gana por menos de ese hándicap, o empatan o pierde el partido, perderás la apuesta.

Los hándicaps de punto completo son más adaptables. Existe la posibilidad de que la apuesta termine como apuesta nula y se le devuelve el dinero al apostante.

Por ejemplo, al apostar a favor de un equipo en particular con hándicap de -1 gol, si gana por 1-0, el resultado de la apuesta será nulo y te devolverán la apuesta. Si gana por 2 o más goles, ganarás la apuesta. Sin embargo, si empata o pierde el partido, perderás la apuesta.

Hándicap asiático vs Hándicap europeo

La principal diferencia entre el hándicap asiático y el hándicap europeo es que el hándicap asiático no incluye la posibilidad de empate. Si los equipos empatan perderías tu apuesta. El hándicap europeo sin embargo sería una apuesta push y en caso de empate sí que se te devuelve el importe íntegro de tu apuesta. 

Por otro lado, las apuestas con hándicap asiático ofrecen más posibilidades que las apuestas con hándicap europeo, ya que tiene la posibilidad de introducir hándicaps enteros o decimales.

Tipos de hándicap asiático

Las apuestas con hándicap asiático tienen cada vez más auge en nuestro país. Solo hay dos posibilidades para apostar, ganar o perder, y eso le da una emoción extra a cada partido. No obstante, al igual que el hándicap europeo, el hándicap asiático también tiene su dificultad, por lo que hay que conocer el mercado muy bien para que trabaje en tu beneficio. 

Vamos a ver cuantos tipos de hándicap asiático hay (respira, que no son pocos).

Hándicap asiático por signos

Antes de meternos en faena es esencial que sepas que existe hándicap en apuestas positivo y negativo. A priori es sencillo: 

Hándicap asiático positivo: consiste en sumar tantos al equipo por el que se apuesta. A menudo, se utiliza para cubrir variables para el equipo que menos posibilidades tenga de ganar, llegando a valernos incluso que pierda el partido.

Hándicap asiático negativo: en esta ocasión, en vez de sumar restamos tantos al resultado del equipo por el que apostamos. Lógicamente, restar goles al equipo que menos posibilidades tiene de ganar, no tiene ningún sentido por lo que normalmente las apuestas con hándicap negativo se aplican al equipo que esté más preparado.  

Hándicaps asiáticos enteros

Consiste en sumar o restar al marcador del equipo el número de goles o puntos que se haya indicado el hándicap asiático:

  • Si el hándicap entero es negativo, para conseguir la apuesta tu equipo tendrá que ganar con una diferencia mayor al margen indicado. Sin embargo, si tu equipo vence por el mismo número que diste de margen en el hándicap, entonces se considera un empate y se te reembolsará tu apuesta. En caso de que el equipo empate o pierda, perderás también la apuesta. 
  • Si el hándicap entero es positivo, para que ganes la apuesta tu equipo deberá empatar o ganar dejando la diferencia de goles que has indicado en el hándicap como mínimo. Perderás en el caso de que tu equipo pierda por una cantidad mayor al hándicap indicado.                 
Imagínate un encuentro Real Madrid – Elche. Apostamos por la victoria del Real Madrid con un hándicap +1. Si el Madrid gana o empata, ganarías tu apuesta, porque se le añadiría un gol extra a su marcador que es el hándicap que le has puesto. Si el Madrid pierde por 1 gol, al sumarle el hándicap +1 a su marcador quedaría en empate y la apuesta se anula, ya que en el hándicap asiático no hay esa posibilidad. Ahora bien, si el Madrid perdiera por más de un gol perderíamos la apuesta, ya que al sumarle el handicap seguiría siendo una derrota.

Hándicap asiático medio

Consiste en sumar o restar al marcador del equipo “los tantos más el medio” que decidas en el hándicap asiático, por ejemplo 2,5. 

  • Si el hándicap es positivo: ganas tu apuesta en caso de que tu equipo gane o empate. Si pierdes por una diferencia mayor de la que indicas en el hándicap, pierdes la apuesta.
  • Si el handicap es negativo: ganas tu apuesta en caso de que tu equipo gane por un margen superior al que indicas en el hándicap. Si el margen es inferior o tu equipo empata o pierde, pierdes la apuesta.  
Aquí vamos a apostar a que el Real Madrid vence al Elche con hándicap -1,5. Si el Elche gana por 2 o más goles, ganarías la apuesta, porque al ganar por 2 goles y restarle el -1,5 del hándicap, el Elche saldría ganando igualmente por 0.5. Ahora bien, si el Elche gana por un gol de diferencia, empata o pierde, perderías la apuesta por la misma resta del -1.5, ya que si quedara por ejemplo, 3-2 al aplicar el hándicap -1,5, el resultado quedaría en 1,5-2.

Hándicap asiático de cuartos

Este tipo de apuesta con hándicap es cómo si estuvieras haciendo una doble apuesta. El dinero que inviertes en esta apuesta, se divide a partes iguales entre el inmediato superior y el inmediato inferior al hándicap que apuestas.  

Este concepto puede ser complicado, pero es muy importante ya que es una de las formas más comunes de apostar en el fútbol.

Así, si apostamos 5 € a un hándicap de +0.75: 2,5 € se apostarán a un hándicap +1 y otros 2,5 € a un hándicap de 0,5 €.    

Imagínate que apuestas 5 € por el Barcelona con un hándicap asiático +0,75. Si el Barcelona gana, al ser un hándicap positivo, siempre ganaremos la apuesta porque se suma ese +0,75. Si el Barcelona empata también ganaríamos la apuesta, ya que al haber apostado a cuartos con un hándicap de +0,75, mitad de apuesta a hándicap +0,5 y mitad a +1, hace que automáticamente se gane en caso de empate. Pero si el Barcelona pierde por un tanto, habría un empate a cero aplicando la mitad del hándicap asiático + 1, por lo que solo se anularía la mitad de la apuesta correspondiente al +0.5. En el caso de que el Barcelona perdiera por 2 o más tantos, perderíamos irremediablemente, ya que el hándicap no puede compensar la diferencia.

Hándicap asiático mixto

El hándicap asiático mixto es un “mix” entre el hándicap asiático entero y el hándicap asiático medio. Su funcionamiento es parecido al anterior, solo que al tratarse de un hándicap asiático de cuartos, se divide el dinero de la apuesta entre un handicap entero y uno medio del hándicap en apuestas que has marcado.

Si apostamos 5 euros al Barcelona con un hándicap asiático -0,75. De los 5 € jugados, 5 se juegan al -0,5 y los otros 5 al -1. Si el Barcelona gana por 2 o más goles, ganamos las 2 apuestas, pero si el Barcelona gana por 1 gol solo cobramos la parte de la apuesta correspondiente al hándicap -0.5. Se anula la apuesta al -1 por empate y se recupera esa parte de tu apuesta. Si el Barcelona empata o pierde, perderíamos ambas apuestas. 

Hándicap asiático 0.0

El hándicap asiático 0.0 es muy sencillo de aplicar, ideal si quieres introducirte en el “mundillo handicápense”- Este tipo de hándicap en apuestas ni suma ni resta nada al marcador. Si el encuentro queda en empate se anula la apuesta y se devuelve el importe íntegro.  

Apostamos en la Copa del Rey en un partido entre el Sevilla y la Real Sociedad a favor del Sevilla con un hándicap asiático 0.0. Si el Sevilla gana ganamos la apuesta y si pierde la perdemos. Es en caso de empate cuando la apuesta no se anula, sino que recuperamos nuestro dinero y así, ni perdemos ni ganamos perdemos ni ganamos dinero.

Hándicap asiático de medio gol

Aquí tenemos la opción de sumar medio gol a un equipo o restarlo. En caso de sumárselo estaríamos convirtiendo un partido en doble apuesta y en caso de restarlo es igual a una apuesta del ganador del partido. 

Vamos con el clásico Sevilla – Betis y apostamos por el Sevilla como favorito con un hándicap asiático de -0.5.  Solo ganaremos la apuesta si el Sevilla ganara a partir de 2 goles, ya que restándole el hándicap quedaría un resultado de 1,5 a 1. Sin embargo si empatan 1-1 y aplicamos el hándicap la victoria va para el Betis, después de restarle al Sevilla -0.5. 

Conclusiones

Principalmente, esto es todo lo que necesitas saber sobre los hándicaps asiáticos.

Este concepto fue creado para eliminar la posibilidad de un empate durante un partido. Por lo tanto, el partido tiene solo dos resultados posibles.

En algunos mercados, los tipos de hándicap explicados anteriormente se conocen como «medio gol» y «gol completo». Estos términos pueden parecer diferentes, pero funcionan igual.

Siempre que apuestes a un hándicap asiático, los empates no se tienen en cuenta. Solo tendrás 2 opciones para apostar en la mayoría de los mercados, aunque a veces, es posible que tengan disponible la tercera opción, los hándicaps de un cuarto de punto.

La mayoría de las casas de apuestas no ofrecen una explicación adecuada sobre los hándicaps asiáticos, pero el contenido de este artículo debería ser suficiente para que entiendas de qué trata el concepto y cómo puedes hacer que funcione de manera correcta y positiva para ti y para tus apuestas.

This site uses cookies to enhance user experience. Ver política de cookies